Libros sobre cine:


________________________________________________________________________________

Busca obras, autores, actores y términos en este cuaderno:

lunes, 25 de junio de 2012

La soledad del ser humano. El asfalto (1966)

Mediometraje El asfalto (1966)
Veamos con atención este mediometraje dirigido en 1966 por Narciso Ibáñez Serrador y protagonizado por su padre Narciso Ibáñez Menta. El relato en el que se basa fue escrito por Carlos Buiza. Los decorados son del genial Mingote; en realidad es toda ella una obra cumbre plena de genialidad. En ella vemos envuelta en una gran metáfora a la soledad que sufrimos los seres humanos en este mundo nuestro. En ocasión de que un problema nos atrape y abrume hasta límites insospechados, sea esa una desdicha insoportable, todos dejarán que nos hundamos en el asfalto viscoso de la desgracia, no habrá nadie que sacrifique un mínimo de esfuerzo para ayudarnos, y, de haberlo, la burocracia hará lo posible para que no lleguen a buen fin sus intentos por auxiliarnos.

Fotograma del mediometraje El asfalto (1966)

Me cuesta también no ver en ese pobre hombre al jubilado que sufre los avatares de la vida, hoy: los recortes de un gobierno abrumado por la crisis económica.
Un día que tenga ánimos desarrollaré más este pequeño artículo dedicado a El asfalto (1966). Os invito a comentar este teatro magnífico de Radio Televisión Española, episodio que pertenece a la recordada serie Historias para no dormir (1966-1982).

___________________________________________________________

Zona de anuncios

Libros para niños, adolescentes y adultos

7 comentarios:

  1. Desconocía por completo la existencia de este filme. Lo anotaré para verlo próximamente. Por cierto, ¿has visto una película llamada 'The Turin Horse' (2011) dirigida por el Húngaro Béla Tarr?

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Kevin. Este mediometraje de arriba se ve en un momentito, apenas dura media hora. El largometraje The turin horse (2011) no lo he visto, pero cuando lo estrenaron tuvo muy buenas críticas en la revista Fotogramas. Como leí que era una idea desarrollada basándose en uno de los últimos capítulos de la vida de Nietzsche, aquel tan nombrado del sufrido caballo, no me apeteció mucho. No recuerdo con claridad, pero ya en novelas clásicas me he topado con cocheros que maltratan a sus caballos (soy un poco como el autor Jonathan Swift en aquel episodio de Los viajes de Gulliver, que ponía una gran sabiduría en los caballos; en una isla que visitaba el personaje, ellos hablaban y eran grandes dialoguistas). A ver si un día me animo a verla, creo que es de las de largos planos secuencia sin mucho diálogo y con muchas metáforas e ideas a flor de piel.
    Saludos. Gracias por hablarme de películas.

    ResponderEliminar
  3. Últimamente parece que no encuentro el tiempo necesario y tan ansiado para relajarme -o no- viendo una película, no esos sucedáneos que quieren hacer pasar como tal en estos días, sino una verdadera obra de arte. Normal, entre otras cosas ando liado con la mudanza para volver al sur y no tengo la tranquilidad necesaria. Llevo una semana postergando el visionado de 'The Turin Horse', cuando a buen seguro, sea la película que más ganas he tenido de ver en lo que va de año, sin menospreciar ninguna otra, no se entienda así. Te comprendo, no es muy difícil por otro lado, atribuir sabiduría a la naturaleza si es que la comparamos con el ser humano, que obviamente no posee ningún rastro de ella.

    Gracias a ti por tu labor y por compartir tu entusiasmo por el séptimo arte, la literatura, etc.

    ResponderEliminar
  4. Ahora me ocurre algo extraño, me imagino hablando de las películas tituladas: Drácula (1931) en sus dos versiones del mismo estudio. En aquella época no se doblaban, sino que al llegar el cine sonoro probaron a hacerlas en versión inglesa y en versión castellana pensando en los dos enormes mercados. Curioso es que se rodaba de día la versión inglesa (y más popular) y de noche la que tenía actores hispanos, con múltiples acentos. Bueno, a lo que iba, me encuentro haciendo el artículo en mi cabeza y luego no tengo ánimos para escribirlo. Me pregunto: ¿le interesará a alguien esto que es parte de la historia del cine? Lo sorprendente también es que después de ver los dos largometrajes descubro que la versión del estadounidense George Melford (ignoradísimo director) con actores hispanos es mucho mejor que la popularísima de Tod Browning; tiene un ritmo más acertado y es menos estática. Manejar el tiempo en el cine es complicadísimo. No pueden los actores comenzar un plano de forma estática, terminarlo de igual manera y que encima se note mucho... Vaya, que me enrollo. Que el cine es muy digno de estudio.
    Gracias por todo.
    A ver si me atrevo con The turin horse (2011). La he empezado y tiene una fotografía preciosa y unos planos que te hacen creer que estás ahí. Anímate escribiendo su crítica.

    ResponderEliminar
  5. Entiendo perfectamente a lo que te refieres. Me sucede exactamente lo mismo, tanto con críticas literarias -si es que se me permite la licencia de decir que escribo críticas- como cinematográficas, me pregunto constantemente si merece la pena hacerlo, si honraré como se debe la obra de la que hablo, si mis conocimientos dan acaso para intentarlo; y la mayoría de las veces me desilusiona saberme tan ignorante. Si pudiera al menos ignorar que ignoro...Luego me digo, si nunca me pongo a ello nunca adquiriré la destreza, la práctica necesaria y no puliré 'mi estilo' lo suficiente como para sentirme bien al terminar de escribir, aunque dudo que ésto último vaya a suceder alguna vez. Lo tuyo no son comentarios, son clases magistrales. Ahora mismo estoy pensando si sacrificar un par de horas de sueño viendo una película. Me debato entre 'The Turin Horse' (2011) Bèla Tarr, y 'Dogville' (2003) de Lars von Trier.

    Ya veremos si me siento capacitado para hacerlo. Bueno, sé de antemano que ésto no será así, como también, que probablemente me importe un comino.

    Saludos, gracias por los ánimos.

    ResponderEliminar
  6. No dudes en contarme tus pareceres.
    Antes de dormir yo no vería Dogville (2003) ni tampoco comería ensaladilla. No sé cómo me atrevo a decir estas cosas...
    Para no tener pesadillas acabaré viendo a Winnie the Pooh.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Así lo haré.
    Me he reído, no te censures, al menos, no por mí.
    Lo mío no sé si definirlo como pesadillas. Son 'sueños raros', como el de Pontos II. que es 'real' -aunque suene irónico-.
    Siempre he encontrado algo en cierta medida siniestro en los dibujos infantiles de hoy. Nada como Tom y Jerry; El correcaminos; Bugs Bunny...
    Saludos, disculpa las divagaciones.

    ResponderEliminar

Hola. Recuerda que todos podemos tener una opinión distinta. No recurras al insulto en tus comentarios o serán eliminados sin tenerlos en cuenta. Procura explicar tu punto de vista sin caer en la descalificación de los que no piensan como tú. Tenemos un cerebro para discurrir y trabajar con las ideas, somos algo más que puños y dientes. Gracias.

Recomiendo:


Visita mi cuaderno para estudiar inglés en el Bachillerato:
Te ayudará a sacar mejores notas en la asignatura de inglés

Algunas reseñas literarias:

La Odisea, atribuida a Homero:

Vamos a estudiar hoy una de las obras literarias históricamente preferidas por muchos: La Odisea, atribuida convencionalmente a Homero. Se trata de un gran poema épico griego que se estima tiene ya unos 2700 años de antigüedad.


Edipo Rey, de Sófocles:

Esquilo (siglos VI y V a.C.), Sófocles y Eurípides (los dos, siglo V a.C.) son tres de los grandes en la escena teatral de la Antigua Grecia.


Satiricón, de Petronio:

Hoy vamos a estudiar juntos un poco de la que se tiene por muchos como primera novela moderna de Occidente: Satiricón.


Cantar de Mío Cid:

El gran poema épico de los castellanos tiene muchos estudios a sus espaldas, muchos tratados y ensayos, muchos chavales lo han estudiado en las escuelas.


Divina Comedia, de Dante:

El gran poema que hoy estudiamos está escrito en tercetos endecasílabos. Su resumen parece sencillo: cuenta la epopeya del alma humana, su viaje a través del Infierno y del Purgatorio, desde donde accederá a la contemplación del Todopoderoso.


El paraíso perdido, de John Milton:

Voy a estudiar hoy algo del poema narrativo El paraíso perdido (1667), del escritor británico John Milton, y ustedes, si me lo permiten, están invitados.


Estas son las entradas más populares de mi cuaderno:

Razones por las que evitar los anuncios de algunas empresas de la Red:
1 - Algunos insultan a la inteligencia del lector. Me refiero a los que dicen que has ganado un premio por ser el visitante número 1.000.000. Triste, pero todavía hay publicistas que usan este tipo de ganchos.
2 - Ralentizan excesivamente la carga de un blog.
3 - Pagan a razón de unos pocos céntimos por miles de visitas. Todo trabajo debe ser remunerado justamente. Es mi deseo que, en el futuro, cualquiera que quiera anunciarse en un cuaderno de la Red deba pagar una cantidad justa a los creadores. Este abuso que existe hoy debería ser rechazado con rotundidad.

Condiciones de uso:

No me hago responsable de los comentarios y opiniones emitidos por los usuarios acerca de los artículos de este, mi cuaderno. Cada uno de los usuarios será responsable por tales comentarios u opiniones que envíe a alguno de los artículos de mi cuaderno. Si consideras que algún artículo, comentario u opinión de este cuaderno pudiera resultar ofensivo en algún modo, por favor, ponte en contacto conmigo: eltrucomasdificil@gmail.com
Gracias por participar.

Google+ Followers